Un tensado regular de la cadena ofrece seguridad a los usuarios y además reduce el desgaste y los daños en las cadenas. Antes de empezar a trabajar conviene comprobar el tensado de la cadena y corregirlo si es necesario. También durante el trabajo la cadena se calienta y puede dilatarse por lo que debe tensarse de cuando en cuando. Las cadenas STIHL se someten antes de su salida de fábrica a un estiramiento de una tracción determinada reduciendo así un posible alargamiento de la misma.

El siguiente artículo de Stihl nos ayuda a conseguirlo

Artículo en la web de Stihl

STIHL Katalog 2008 Norwegen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *